Y le fue dado un rollo del profeta Isaías, y tras abrir el rollo, encontró el lugar donde había sido escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí... (Lucas 4,17-18a traducido del texto griego Nestlé-Aland). BLOG DEDICADO AL ESTUDIO Y A LA INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA.

viernes, 8 de abril de 2016

Himno a Jesús humano exaltado como Cristo Señor



6 El cual, siendo de condición divina,
no reivindicó su derecho
a ser tratado igual a Dios,
7 sino que se despojó de sí mismo
tomando condición de esclavo.
Asumiendo semejanza humana
y apareciendo en su porte como hombre,
8 se rebajó a sí mismo,
haciéndose obediente hasta la muerte,
y una muerte de cruz.
9 Por eso Dios lo exaltó
y le otorgó el Nombre,
que está sobre todo nombre.
10 Para que al nombre de Jesús
toda rodilla se doble
en los cielos, en la tierra y en los abismos,
11 y toda lengua confiese
que Cristo Jesús es el SEÑOR
para gloria de Dios Padre. (Filipenses 2,6-11)



Introducción

Este precioso himno a Cristo es tal aunque hable de Él en tercera persona. Por lo que ha surgido de tantas investigaciones que se han hecho, pensamos que se trata de un himno anterior a los escritos paulinos que san Pablo inserta en la Carta y quizá le hiciera algunas modificaciones. Deriva de un ambiente greco arameo, por lo cual es válido ubicarlo en Siria y más precisamente en Antioquía.


Un estructura

Podemos dividirlo para entenderlo mejor de la siguiente manera. Son 4 estrofas, para lo cual asumimos lo propuesto por el padre Grelot:

I estrofa 2,6-7a:
6 El cual, siendo de condición divina,
no reivindicó su derecho
a ser tratado igual a Dios,
7 sino que se despojó de sí mismo
tomando condición de esclavo.

II estrofa 2,7b-8:
Asumiendo semejanza humana
y apareciendo en su porte como hombre,
8 se rebajó a sí mismo,
haciéndose obediente hasta la muerte,
y una muerte de cruz.

III estrofa 2,9:
9 Por eso Dios lo exaltó
y le otorgó el Nombre,
que está sobre todo nombre.

IV estrofa 2,10-11:
10 Para que al nombre de Jesús
toda rodilla se doble
en los cielos, en la tierra y en los abismos,
11 y toda lengua confiese
que Cristo Jesús es el SEÑOR
para gloria de Dios Padre.


Comentario

I estrofa 2,6-7a:
6 El cual, siendo de condición divina,
no reivindicó su derecho
a ser tratado igual a Dios,
7 sino que se despojó de sí mismo
tomando condición de esclavo.

Generalmente se lee este himno influenciados por la teología joánica y por eso se asume la preexistencia de Cristo como el Logos encarnado, pero esta lectura es muy errónea, "condición divina" no se refiere a ser Dios sino a tener los "rasgos de Dios" como imagen perfecta de Él, Jesús es "imagen del Dios invisible" (Col 1,15). Recordemos que san Pablo es muy anterior al Evangelio de Juan. Aunque Colosenses es también posterior al Apóstol pero sigue la escuela paulina y por eso lo citamos.

La comparación que está implícita en el texto es entre Adán y Cristo, Adán era también imagen de Dios, y en ese sentido de "condición divina", pero Adán tentado por su mujer, manipulada a su vez por la serpiente antigua, pretendió ser "como Dios" (Gn 3,5). Al revés, Jesús, el postrer Adán, no pretendió esto sino que se vació a sí mismo, tomando "condición de siervo". Este vaciamiento es una acción moral, no estamos hablando del prólogo del Evangelio de Juan.

II estrofa 2,7b-8:
Asumiendo semejanza humana
y apareciendo en su porte como hombre,
8 se rebajó a sí mismo,
haciéndose obediente hasta la muerte,
y una muerte de cruz.

Esta segunda estrofa no hace más que acentuar aún más los rasgos humanos de Jesús, que se configura en la humanidad de manera obediente, como un siervo, hasta la muerte de cruz.


III estrofa 2,9:
9 Por eso Dios lo exaltó
y le otorgó el Nombre,
que está sobre todo nombre.

Si no entendemos lo anterior esta estrofa estaría completamente descolgada. Precisamente, Dios lo exalta por su acción moral perfecta, en verdadera humildad, en la muerte de cruz para ser exaltado en la resurrección.

IV estrofa 2,10-11:
10 Para que al nombre de Jesús
toda rodilla se doble
en los cielos, en la tierra y en los abismos,
11 y toda lengua confiese
que Cristo Jesús es el SEÑOR
para gloria de Dios Padre.

Esta estrofa es escatológica, como dice I Co 15,24-28: 24 Entonces llegará el
fin, cuando entregue a Dios Padre el Reino, después de haber destruido todo principado, dominación y potestad. Cristo debe reinar hasta que Dios ponga a todos sus enemigos bajo sus pies; y el último enemigo en ser destruido será la Muerte. 27 Es verdad que ha sometido todas las cosas bajo sus pies, pero cuando dice ‘todo está sometido’, es evidente que está excluyendo a Aquel que ha sometido a él todas las cosas. Cuando todo le haya sido sometido, entonces también el Hijo se someterá a Aquel que ha sometido a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

Bien vale la experiencia de leer el Himno a Cristo de Filipenses desprendidos de todo gnosticismo espiritualista, eso le hace bien a nuestra salud en la fe.



Prof. Mauricio Shara

1 comentario:

  1. Anónimo4/09/2016

    El Pastor Jorge Himitian, muy amigo de Bergoglio, escribio un libro
    precisamente llamado "Jesus es el Senio", que durante muchos anios fue libro de cabecera de muchas comunidades de la RCC y que me atrevo a recomendar. Conozco a Himitian, una de sus hijas escribio un libro, cuando Bergoglio fue nombrado Papa, titulado "El Papa de la Gente", que se transformo enseguida en un best-seller. Estuvo en el Vaticano presentandoselo (a su tio Jorge, como ella lo llamaba.)Digno de leerse. Con este Pastor, Cabrera y Angel Negro, se llevaban a cabo una vez al mes reuniones Ecumenicas y de Dialogo Inter-religioso, a las que he asistido junto con el P.Hernan+. Tambien asistian, rabinos, musulmanes, etc....!!!!!!!!!!!
    ETEL

    ResponderEliminar

Escucha PEREGRINANDO: