Y le fue dado un rollo del profeta Isaías, y tras abrir el rollo, encontró el lugar donde había sido escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí... (Lucas 4,17-18a traducido del texto griego Nestlé-Aland). BLOG DEDICADO AL ESTUDIO Y A LA INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA.

miércoles, 6 de julio de 2016

El ejemplo de una familia ensamblada



  
16 Tomó Noemí al niño y lo puso en su seno y se encargó de criarlo. 17 Las vecinas le pusieron el nombre de Obed, pues dijeron: «Le ha nacido un hijo a Noemí». Es el padre de Jesé, padre de David. Rut 4,16-17.



Este es un relato familiar tan bello como actual. Noemí es la suegra de Rut y madre de Majlón, el marido difunto de la moabita Rut. Así es como Noemí decide volver a su pueblo Belén y su nuera la seguirá hasta allí. Sin embargo, sufren muchas necesidades en Israel hasta que un rico terrateniente, Boaz, se enamora de esta extranjera: Rut. Sin embargo el matrimonio deberá superar el escollo de la ley del levirato (Dt 25,5-10) ya que Majlón tenía un hermano con derecho a casarse con Rut, pero Boaz logra hacerlo renunciar a su derecho y así pueden casarse Rut y Boaz.

Por tanto, el niño que tiene Noemí en sus brazos, obed, no es nieto de sus entrañas, es hijo de Boaz. Pero eso no impide que ella lo adopte como nieto, de hecho el tomar al niño como una nodriza era el ritual femenino de la adopción en otros pueblos del Oriente Próximo.

Así se llega a la preciosa escena: 16 Tomó Noemí al niño y lo puso en su seno y se encargó de criarlo. 17 Las vecinas le pusieron el nombre de Obed, pues dijeron: «Le ha nacido un hijo a Noemí». Es el padre de Jesé, padre de David.

Por eso dice: «Le ha nacido un hijo a Noemí», porque ella lo ha adoptado como nieto. Es una secuencia deliciosa de amor familiar que vence todas las fronteras de separación. Es un grato ejemplo de lo que hoy llamamos "familia ensamblada", esa a la que tanto desprecian y temen los "dueños de la moral cristiana", los defensores de sus propias angustias y amarguras.

Obed será el padre de Jesé y abuelo de David como relata el narrador omnisciente de esta hermosa novela de amor apasionado. Como decía Abraham Lincoln: "el Señor prefiere a la gente corriente, por eso ha creado tanta". Si uno mira al tejido social de Buenos Aires o cualquier otra gran ciudad del mundo occidental verá innumerables casos de "familias ensambladas" y no por eso no las hace de menor calidad a los ojos de Dios porque Él es misericordioso.

Contemplemos el libro de Rut, tan bello, tan apasionado, tan actual.     


Prof. Mauricio Shara

1 comentario:

  1. Anónimo7/12/2016

    El libro de Ruth, es apasionante. Personalmente no estoy de acuerdo con lo que hoy se ha dado por llamar "Familia ensamblada".!!!
    ETEL

    ResponderEliminar

Escucha PEREGRINANDO: